¿Cómo usar los Biocircuitos?

Cómo usar los Biocircuitos?

¿Cómo usar los Biocircuitos?

¿Cómo usar los Biocircuitos?

 

Cómo usar los Biocircuitos para sentirnos mejor? Es muy sencillo. Aquí te dejamos algunas indicaciones para optimizar los resultados. Verás que en poco tiempo comenzarás a notar mejoras en tu organismo y energía.

 

Los Biocircuitos generalmente se utilizan antes de acostarse o en cualquier momento que nos sintamos cansados o estresados por un lapso de entre 10 a 30 minutos.

Recordemos que este tiempo es nuestro y para nuestro bienestar. Elijamos un lugar tranquilo y en silencio. En lo posible acompañemos el uso del Biocircuito con música relajante. Podemos acostarnos en la cama o en el jardín. Lo importante es que estemos cómodos y serenos. Y fundamentalmente en silencio (apagar celulares por ejemplo).

 

Biocircuito de Cobre de Eeman

Paso 1: Recuéstate en los Biocircuitos. Recuerda, la cabeza conectada con la mano izquierda y la espina dorsal con la mano derecha. Afloja todo tu cuerpo por completo. El propio Biocircuito te ayudará a hacerlo. Pero lo ideal es que conscientemente te relajes y te visualices realajado. Empieza tu momento de equilibrio. Solo para tí.

Paso 2: Siente tu cuerpo! Deja lentamente tus pensamientos de lado. La mente tiene que darte un descanso. Debes enfocarte en sentir tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Te sorprenderás! Presta atención a cambios que se generen en tí, como la temperatura, algún movimiento corporal, estremecimiento, desequilibrios. El Biocircuito te ayudará a armonizar toda tu energía.

Paso 3: Presta atención a las sutilezas! En las primeras sesiones los cambios provocados por los Biocircuitos son casi imperceptibles, apenas se pueden notar. En la medida que los uses con frecuencia la sensibilidad a tu energía aumentará. Intenta percibir tus sensaciones, sin apuro. Ya irás observando cambios positivos en tu organismo.

Paso 4: Dedica entre 10 a 30 minutos por sesión. Hay personas que necesitan 10 minutos para alcanzar su armonización energética, otras quizá necesiten 30. Destina el tiempo que necesites. Cuando sea el momento de finalizar te darás cuenta, abriendo los ojos o soltando las agarraderas de cobre. Seguramente con el correr de las sesiones (no es común que en los primeros días ocurra), en el tiempo que dura cada una, sintamos como «ondas» de energía. Eso es normal y fundamental que ocurra. Cuando las ondas de energía se detienen es el momento de terminar la sesión. Allí el Biocircuito alcanzó su punto de equilibrio.

 

Aspectos a tener en cuenta a la hora de usar Biocircuitos

  • Los Biocircuitos pueden utilizarse vestidos. No es necesario que las placas de cobre estén en contacto con la piel.
  • Algunas personas tienen polaridad invertida. De acuerdo a las investigaciones de Eeman, el 1 % de los usuarios mostraron polaridad invertida. Eso significa que en lugar de relajación, sentirán tensión. Eso se soluciona fácilmente. Lo único que hay que hacer es intercambiar las agarraderas de una mano a la otra, conectando la mano derecha con la cabeza y la izquierda con la espina dorsal.
  • En los Biocircuitos, en la medida que los usemos, permanecen residuos de nuestra energía. Por lo que es conveniente limpiarlos cada tanto. Para ello se colocan debajo de una canilla con agua fría por unos minutos. Por otra parte no es conveniente prestarlos. En caso de hacerlo, limpiarlo antes de volver a usar.

 

Cómo usar los Biocircuitos es importante para optimizar sus resultados y lograr sentirnos mejor en menos sesiones. Disfruta de tu momento y aprovecha al máximo los beneficios que te otorgan los Biocircuitos!

 

 

Comparte!!!Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *